Películas sobre temas ambientales

4 Películas sobre temas ambientales

Desafortunadamente, la contaminación, el calentamiento global, la deforestación, el derretimiento de los casquetes polares y otros temas ambientales son parte de nuestras discusiones diarias y las cosas parecen empeorar. Todos los días escuchamos, vemos o leemos algo para indicar que el medio ambiente ha sufrido otra derrota.

Afortunadamente, hay personas que intentan marcar la diferencia; Las organizaciones medioambientales se involucran cada vez más e incluso el hombre común trata de hacer su parte para reducir su huella de carbono. El mundo artístico no ha permanecido ajeno a este problema y se ha involucrado lo mejor que ha podido..

Muchas películas abordan el tema medioambiental.

Muchas películas y documentales abordan el tema a diario, si no como su trama principal, al menos como un tema de la película. Solo podemos esperar que estas películas generen conciencia y que no todo esté perdido. Aquí hay 4 grandes películas (largometrajes y documentales) que mantienen viva la lucha por la protección del medio ambiente.

Una verdad incómoda

El cineasta Davis Guggenheim sigue a Al Gore en sucircuito de conferencias, mientras el ex candidato presidencial hace campaña para aumentar la conciencia pública sobre los peligros del calentamiento global y pide medidas inmediatas para frenar sus efectos destructivos sobre el medio ambiente.

Soylent Green

«Soylent Green» fue una de las primeras películas en tratar el tema ambiental de manera alarmante. Realmente capturó la atención y la imaginación de la gente con sus imágenes distópicas de sobrepoblación y contaminación, debido a la fuerte industrialización del siglo XX. La película tiene lugar en 2022, donde las frutas, verduras y carnes naturales están extintas.

La Tierra está superpoblada y la ciudad de Nueva York tiene 40 millones de personas hambrientas y afectadas por la pobreza. La única forma en que sobreviven es con raciones de agua y comiendo una comida misteriosa llamada Soylent. El detective de policía Thorn (Charlton Heston) investiga el asesinato del presidente de la Compañía Soylent.

En su investigación, se topa con la mayor conspiración del mundo que involucra la comida misteriosa que las personas dan por sentado como la única clave para la supervivencia. No dejes que la máscara distópica de la película te engañe; Debajo de la historia de detectives, «Soylent Green» es una película muy fuerte en términos de conciencia ambiental.

El síndrome de China

Mientras realiza una serie de informes sobre fuentes de energía alternativas, una periodista oportunista llamada Kimberly Wells (Jane Fonda) es testigo de un accidente en una planta de energía nuclear. Junto con su camarógrafo (Michael Douglas) y el supervisor de la planta (Jack Lemmon), Wells está decidida a publicitar el incidente, pero pronto se ve enredada en una siniestra conspiración para mantener en secreto el impacto total del incidente.

La película mezcla una serie de géneros cinematográficos populares, como el suspenso, el thriller y las películas de desastres, pero nunca se aleja demasiado de su tema ambiental principal. En su camino hacia la verdad, Kimberly se enfrenta a muchos obstáculos que finalmente la moldearán profesional y personalmente. La película fue lanzada en 1979, en tiempos difíciles para los Estados Unidos. Un incidente real en una planta de energía nuclear tuvo lugar solo 12 días después del lanzamiento de la película, lo que galvanizó el movimiento antinuclear en el país.

Wall E

En el año 2800, en un planeta Tierra devastado y sin vida, tras cientos de solitarios años haciendo aquello para lo que fue construido -limpiar el planeta de basura- el pequeño robot WALL•E (acrónimo de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) descubre una nueva misión en su vida (además de recolectar cosas inservibles) cuando se encuentra con una moderna y lustrosa robot exploradora llamada EVE. Ambos viajarán a lo largo de la galaxia y vivirán una emocionante e inolvidable aventura. Una película que tiene a bien instruir a tus hijos en valores positivos.

Y totalmente recomendable el libro Mañana, una revolución en marcha

Aunque este artículo está dedicado a las películas con temática medioambiental no podemos pasar por alto este estupendo libro que no habla tanto de los problemas como de las soluciones.

En 2012, el escritor y cineasta Cyril Dion leyó un estudio sobre cambio climático realizado por veintidós científicos de reconocida autoridad, publicado en la prestigiosa revista «Nature». Allí se anunciaba la posible desaparición de una parte de la humanidad en el año 2100. El estudio apenas tuvo eco en los medios de comunicación y la estupefacción de Cyril fue absoluta. Entonces pensó que, si amplificar el ruido de la catástrofe no tenía efectos sobre una sociedad narcotizada, tal vez fuera más útil contar la historia en positivo de aquellos que se están enfrentando a este futuro incierto.

Un largo viaje y un montón de soluciones locales al gran problema global

Así decidió embarcarse en un largo viaje por todo el planeta para descubrir y relatar cuáles son las soluciones que en distintos países, ciudades y pueblos están funcionando para cambiar de verdad el mundo: quiénes y cómo están consiguiendo ya un sistema económico más justo, un modelo energético sostenible, una agricultura respetuosa con el medio, una democracia auténtica y una educación libre. ¿Ciencia-ficción? No. Acompañamos a Cyril por ciudades que producen de modo autosuficiente y ecológica su propia comida; por otras que obtienen por sí mismas su energía a partir de fuentes renovables; por otras que reciclan el 100% de sus residuos; o por aquellas que han creado su propia moneda para luchar contra la especulación financiera. Recorremos países en los que los ciudadanos de a pie redactan su propia constitución codo a codo con los políticos; o dónde un 10% de la ciudadanía puede exigir un referéndum; o donde se implanta un sistema educativo universal en el que son los alumnos quienes deciden cómo educarse.

Conocemos a hombres y mujeres corrientes que generan movimientos internacionales que están cambiando el mundo desde abajo; activistas capaces de dar la vuelta a las políticas neoliberales supuestamente todopoderosas; o emprendedores que definen el beneficio desde parámetros sociales y medioambientales. De la unión de todas estas iniciativas surge una comunidad global y una revolución tranquila que ya está construyendo un futuro mejor y posible. Y al que todos podemos unirnos.

Hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, esperamos haberte entretenido e ilustrado sobre un problema global que tienen las actuales generaciones. Si tienes algo que aportar puedes hacerlo en la sección de comentarios de nuestro blog de medio ambiente y sostenibilidad.

A %d blogueros les gusta esto: